Saltar al contenido

Juegos de última generación y smartphones

Hacemos una pequeña pausa a las Reseñas de todos los lunes para realizar un mini informe sobre la actualidad de los videojuegos, y de como ha cambiado la forma de acceder a ellos, principalmente por la revolución en el mercado que significó la aparición de los teléfonos inteligentes. Con el avance de sus prestaciones, se han vuelto capaces de correr los más sofisticados juegos, ampliando muchísimo la visión de los desarrolladores.

Si nos ponemos a pensar, pocos grandes juegos no tienen un equivalente para sistemas operativos móviles. Por un lado, el avance de los procesadores, codecs y sistemas operativos permitió que los juegos puedan ser más sofisticados, con mejores gráficos, jugabilidad y todo lo que interesa a los gamers.

Juegos-de-última-generación-y-smartphones-image

Por otro, el éxito que han tenido las plataformas móviles en cuanto a cantidad de usuarios, ha dado pie a que las empresas se interesen más por las plataformas y decidan invertir en juegos cada vez mejores. Así, en busca de ganancias, grandes títulos aparecen entre las tiendas de Android e iOS, vendiéndose como pan caliente, por el simple hecho de ser un título conocido y con experiencia.

Ahora bien, el mercado también supo generar sus propios productos, los juegos que nacieron estrictamente como móviles. Incluso fuimos testigos de como el camino se recorría a la inversa, con el éxito en los móviles y migrando a las grandes consolas, como pasó con Plants vs Zombies, que ya tiene su versión adaptada para Xbox 360.

juegos smartphones

Si la llegada de los teléfonos inteligentes cambió para siempre le modo de relacionarnos en las redes sociales (como indicamos en una nota de la semana pasada), era lógico que haga lo suyo con los juegos, quizás el principal atractivo para los que deciden comprarse un teléfono de media o alta gama. A medida que pasa el tiempo nos vamos encontrando con nuevos teléfonos, más potentes y más accesibles, y es posible que en el futuro ya no necesitemos de una pesada consola para jugar, sino que bastará con un pequeño dispositivo que podemos llevar en el bolsillo.